8 metas para mejorar nuestra economía en 2016

Cuando estamos a punto de inaugurar un año nuevo, no podemos evitar hacer un balance de este 2015 y plantearnos qué es aquello que hemos hecho mal y cómo podemos cambiarlo. Uno de los temas que más suele preocuparnos es la economía familiar, porque no resulta nada fácil hacer malabares con la nómina, cada mes, para lograr que alcance para todo.

En Zaimo queremos echarte una mano para mejorar tu economía a lo largo de 2016 y, para ello, te proponemos ocho metas financieras que te ayudarán a cumplir tus propósitos y a terminar el año con más dinero disponible en tu cuenta bancaria.

8 metas financieras para 2016

  1. Llevar un control de los ingresos y de los gastos familiares para conocer nuestra situación económica en todo momento. No es suficiente con ojear nuestra cuenta bancaria de vez en cuando, es necesario llevar un registro completo de las entradas y de las salidas de dinero. Para ello podemos servirnos de un cuaderno de cuentas o un planificador de contabilidad familiar, que podemos encontrar en cualquier librería o papelería. En él iremos anotando, junto con la fecha, todos nuestros gastos y nuestros ingresos, para no perder ni un detalle. Además, hoy en día también disponemos de aplicaciones móviles que nos pueden ayudar en esta tarea. Entre ellas destacamos Fintonic, una app que te permite llevar al día tus cuentas y saber claramente en qué se te va el dinero y a qué ritmo. Además, te avisa y te previene si ocurre algo importante con tu dinero, como cargos duplicados, descubiertos o comisiones.
  2. Buscar el ahorro. Una vez que puedes ver con claridad la cifra de gastos y de ingresos, estás preparado para empezar a equilibrar la balanza en busca del ahorro. Establece cada mes una cantidad concreta, y haz todo lo posible para contar con ella el último día. No todos los meses podrás ahorrar la misma cifra (algunos meses tendrás que afrontar gastos extra como el pago del seguro del coche, la ITV, la compra de los libros de texto de los niños, unas vacaciones…), por eso es importante que seas realista a la hora de marcarte una cifra y estricto a la hora de perseguirla.
  3. Amortizar deudas. Un buen edificio comienza con unos buenos cimientos. Por este motivo, el primer paso que debemos dar para poder empezar a ahorrar es poner al día nuestras cuentas y acabar con los números negativos. Para ello, lo mejor es destinar el dinero que nos quede libre los primeros meses al pago de las deudas que tengamos pendientes.
  4. Aprender a diferenciar lo necesario de lo accesorio. Una de las principales brechas por las que se escapa nuestro dinero a la velocidad de la luz son los caprichos, y uno de nuestros problemas es no saber identificarlos como tales. Por este motivo, antes de hacer cada compra, plantéate si de verdad necesitas ese producto y aprende a distinguir entre productos y servicios necesarios y productos y servicios accesorios, o caprichos.
  5. M8 metas financieras para 2016árcate un presupuesto mensual para tus caprichos. Todos merecemos un premio de vez en cuando, materializado en una salida al cine, una cena con nuestros amigos o con nuestra pareja, unos zapatos nuevos, un libro que tenemos ganas de leer, o cualquier otro detalle. Para no dejarnos en ello más dinero de la cuenta, lo mejor que podemos hacer es marcarnos un presupuesto mensual destinado a este tipo de gastos e intentar ceñirnos a él. De esta forma no nos privaremos de esos pequeños caprichos que hacen el día a día más fácil, y podremos disfrutar de ellos sin miedo a estar gastando más de lo oportuno.
  6. Busca precios más económicos. Busca alternativas más económicas para tus gastos más frecuentes. Revisa tu tarifa móvil, tus facturas de la luz, el seguro del coche y el de la casa, etc. Si consigues ahorrar unos euros, cada mes, en cada una de estas partidas, a finales de 2016 tu cuenta corriente registrará un ahorro extra que no te habrá supuesto ningún tipo de esfuerzo.
  7. Mejora tus habilidades. Mejorar como profesional te ayudará a ser más valorado en tu trabajo y te posicionará más cerca de un posible ascenso, con su incremento de salario correspondiente. Busca cursos y seminarios gratuitos (plataformas online como Mooc o Coursera te pueden ayudar en la tarea) y acostúmbrate a leer cada semana medios online, libros y revistas que traten la materia en la que te quieres especializar.
  8. Busca ingresos extra. Si te resulta complicado ahorrar porque tu sueldo es demasiado ajustado, debes buscar algún ingreso alternativo que te ayude a alcanzar tus propósitos financieros este 2016. En el caso de que dispongas de tiempo, puedes buscar un trabajo extra para complementar tus ingresos y contar con un salario adicional a fin de mes. Un empleo a media jornada o con horario de fin de semana puede ser una buena opción para hacer crecer tus ingresos y empezar a ahorrar.
  9. Establece un objetivo. Dibujar un objetivo de ahorro nos ayudará a ser más perseverantes y ambiciosos. Márcate una cifra realista y recuerda a menudo las cosas que te podrías permitir si persistes en ella. Para no perder el ánimo te sugerimos que prepares un pequeño cartel o un collage con imágenes de aquello que podrías disfrutar si alcanzas tu meta de ahorro: unas vacaciones, una tablet, un coche nuevo, una reforma en casa… Visualizar tus objetivos allanará un poco el camino para conseguirlos.
  10. Aprende a ser insistente. Los buenos propósitos de año nuevo suelen disiparse con facilidad en cuestión de semanas, pero no queremos que sea éste el caso. Para poder ahorrar es fundamental ser insistente y no dejar de lado los buenos hábitos que vayamos adquiriendo a lo largo de las semanas.

 

Y recuerda: 2016 puede ser el año que marque un punto de inflexión en tu cuenta corriente y en tus hábitos de gasto y de consumo. ¡Feliz año y mucha suerte con las metas que te propongas!