Cómo ahorrar en tus vacaciones de Semana Santa

Tras la vuelta al trabajo después de Navidad, una de nuestras principales vías de escape es pensar en las siguientes vacaciones. Algunos afortunados han tenido la suerte de poder tomarse unos días libres a lo largo de estas semanas, pero, para quien no ha sido así, ya está la Semana Santa a la vuelta de la esquina.

Hablamos de una de las épocas del año en las que más desplazamientos se registran y que, por lo tanto, figura dentro de la temporada alta para alojamientos y agencias de viajes. De manera que, si estás pensando en viajar por poco dinero esta Semana Santa, es imprescindible que tengas en cuenta una serie de trucos que te permitirán ahorrar al máximo en tus vacaciones.

¡En Zaimo te explicamos cómo hacerlo!

Consejos para gastar menos en tus vacaciones de Semana Santa

Si quieres darle un respiro a tu bolsillo en tus próximas vacaciones de Semana Santa, no pierdas de vista los consejos que te contamos a continuación:

  1. Elabora un presupuesto para tus vacaciones. Antes de planear las vacaciones de Semana Santa, márcate un presupuesto. Estipula un gasto máximo por noche de hotel o de apartamento, y establece cuánto estás dispuesto a gastar a lo largo de tus días de descanso y en qué conceptos: transporte, entradas, comidas, ocio… Divide la cifra total entre el número de días de vacaciones y sabrás cuál es el presupuesto diario al que te debes ceñir. De esta forma, evitarás sustos y gastos innecesarios y podrás regresar a casa con tu economía en perfecto estado de salud.
  2. Utiliza comparadores de precios de vuelos y alojamientos. Estas herramientas web te permiten comparar el precio de más de un millón de establecimientos hoteleros en cientos de webs, para que puedas quedarte con el más económico, siempre en función de tus necesidades. Del mismo modo operan los comparadores de vuelos, que buscan en las webs de las distintas compañías aéreas y te muestran sus ofertas de manera clara e intuitiva para que te resulte fácil comparar y filtrar los resultados. Algunos de los comparadores más completos son Trip Advisor, Trivago, Kayak, Rastreator y Skyscanner. No reserves tus vacaciones de Semana Santa sin comparar antes los precios en una de estas aplicaciones porque la diferencia entre unas empresas y otras, especialmente en temporada alta, puede ser muy significativa.
  3. Compara los precios de la gasolina. Con la bajada del petróleo, viajar en coche ahora resulta más económico que hace algunos meses. A pesar de ello, existen opciones que nos permiten ahorrar todavía más en nuestros trayectos. Si esta Semana Santa has decidido viajar en coche, es importante que conozcas con antelación el precio del combustible en las distintas gasolineras en las que tienes la opción de repostar, para poder hacerlo en la más barata. Para ello puedes servirte de páginas como Komparing, en donde puedes encontrar un mapa y un listado con el precio de la gasolina y el gasoil en las estaciones de servicio más cercanas al punto geográfico que tú señales.
  4. Alquila un apartamento o una casa rural. Si viajas en familia o con un grupo de amigos, la opción más barata suele ser alquilar un apartamento o una casa rural. Tendrás total libertad de horarios y podrás ahorrar mucho dinero en comidas, puesto que dispondrás de una cocina con todo lo necesario para poder preparar tus propios platos. Eso sí, como contrapunto debes tener en cuenta que tendrás que ocuparte de las tareas de la casa: hacer las camas, fregar, dejarlo todo recogido…
  5. Una vez allí, desplázate en transporte público. La opción más económica en tu destino de vacaciones es moverte en transporte público. Olvídate de taxis o de conducir en una ciudad que no conoces y ahorra en tus desplazamientos a la vez que cuidas del medio ambiente. Si es tu caso, no olvides informarte sobre los descuentos que se aplican a estudiantes, desempleados o jubilados a la hora de comprar los billetes y hazle un favorcito más a tu bolsillo.
  6. 10 consejos para gastar menos en tus vacaciones de Semana SantaUtiliza bonos turísticos. Cada vez son más las ciudades que se apuntan a ofrecer a los viajeros un bono turístico con el que pueden visitar varios monumentos haciendo uso de un único ticket. Eligiendo esta opción ahorrarás dinero, puesto que el pase múltiple te saldrá más barato que comprar cada entrada de manera individual. Infórmate sobre todas las opciones en la oficina de Turismo de tu destino de vacaciones y no visites ningún monumento de pago sin antes valorar las distintas posibilidades.
  7. Visita los museos en su día de entrada gratuita. Prácticamente todos los museos establecen un día o un horario concreto en el que permiten el acceso de manera totalmente gratuita. Cada uno marca su propio calendario, así que lo mejor es que entres con antelación en la página web de los museos que estés interesado en conocer y planifiques tu visita de manera que te puedas beneficiar de esta iniciativa.
  8. Evita los locales más turísticos. Sírvete de Internet para descubrir cuáles son los restaurantes favoritos de la gente del lugar y evita los típicos locales para turistas, en donde los platos y las consumiciones son más caros y, en buena parte de los casos, de una calidad inferior. Puedes emplear páginas como Trip Advisor o preguntar directamente a la gente de la zona, al personal del hotel en el que te alojes o al dueño del apartamento o de la casa rural que hayas reservado.
  9. Aprovecha las promociones y los cupones de descuento. Existen numerosas apps en las que puedes encontrar promociones y cupones de descuento con los que ahorrar en tus compras, en tus comidas en restaurantes o en tus momentos de ocio durante estas vacaciones de Semana Santa. Algunas de las más populares son Oportunista, Groupon o Lets Bonuts. ¡No dudes a la hora de echarles un vistazo antes de planificar cada jornada!
  10. Si sales fuera de España, evita el roaming. Desactiva la itinerancia de datos de tu teléfono móvil (roaming) y la conexión 3G o 4G. En su lugar, usa las redes wifi de los establecimientos en los que pares a comer o a tomar algo: son gratuitas, y con aplicaciones como Skype o Whatsapp podrás hablar sin gastar ni un céntimo con tus amigos y familiares que tengan instalada esa aplicación.