Cómo hacer un disfraz barato para este Carnaval

Ya estamos en febrero, el mes del Carnaval por excelencia: fiesta, colores, disfraces y muchas ganas de pasarlo bien, a ser posible, con poco dinero. Y es que se puede disfrutar de estos días sin gastar un dineral y en Zaimo queremos demostrártelo.

Aunque quizás no te hayas dado cuenta, en casa tienes la materia prima que necesitas para crear tu disfraz de este Carnaval desde cero, de forma sencilla y diferente. Así que da rienda suelta a tu imaginación o déjate guiar por las ideas que te proponemos a continuación y prepara tu propio disfraz por menos de 10 euros.

4 disfraces hechos en casa por menos de 10 euros

Si te ha costado sobrevivir a la cuesta de enero y no quieres dejarte mucho dinero en tu disfraz de este año, no te pierdas estas sugerencias para fabricar tu propio disfraz en casa y empezar a ahorrar desde ahora mismo.

  • 4 disfraces hechos en casa: baratos y sencillosDisfraz de momia. No puede ser más sencillo. Solo necesitarás un camiseta de manga larga o un jersey blanco, unos pantalones del mismo color (o de un tono lo más clarito posible) y varios rollos de vendas (o, en su defecto, de papel higiénico) para cubrirte el cuerpo por completo. Para darle un toque más real, te aconsejamos que sumerjas las vendas en un recipiente con una infusión o un café frío, para que adquieran un aspecto envejecido y parezcas una momia de verdad.
  • Disfraz de vaquero. Los westerns no pasan de moda y el disfraz de vaquero tampoco. Para convertirte en cowboy por unos días tendrás que buscar en tu armario unos pantalones vaqueros, una camisa de cuadros y un chaleco. Si no tienes ninguno, puedes hacerlo tú mismo cortando las mangas a una vieja chaqueta y sacándole unos flecos (para ello solo tendrás que cortar la parte inferior en tiras verticales). Completa tu look del lejano Oeste con una pistola y un sombrero, que podrás encontrar en cualquier bazar o tienda de disfraces.
  • Disfraz de pieza de Lego. Original donde los haya, el disfraz de pieza de Lego no pasa inadvertido y no puede ser más económico, porque se prepara por completo con material reciclado. Para ello tendrás que buscar una caja de cartón grande, que te pueda cubrir desde el cuello hasta la cadera, aproximadamente, y deberás guardar 8 recipientes de plástico de natillas o de otros postres similares (eso sí, que los 8 sean del mismo producto, para que tengan todos el mismo tamaño). Después de limpiarlos y secarlos bien, pégalos en paralelo sobre una de las caras de la caja, como si fueran los salientes de esta mítica pieza de construcción. Realiza una abertura en la caja para sacar la cabeza, y dos en los laterales para poder pasar los brazos. A continuación, píntalo todo pintura acrílica y déjalo secar. No olvides ponértelo con unos pantalones y una sudadera del mismo color y… ¡tachán! Ya tienes tu disfraz listo para este Carnaval.
  • Disfraz de esqueleto. Para disfrazarte de esqueleto solo necesitas unos pantalones negros que ya casi no te pongas y una sudadera vieja o una camiseta de manga larga del mismo color. Compra un botecito de pintura blanca para tela (lo encontrarás en cualquier tienda de manualidades) y dibuja los huesos del cuerpo humano sobre el pantalón y la parte superior. En menos de media hora tendrás listo tu disfraz, de la forma más económica y sencilla que te puedas imaginar.