¿Conoces la garantía de lo que compras?

Muchos consumidores no lo saben pero, por lo general, todos los productos que compramos cuentan con un periodo de dos años de garantía establecido por ley, al que podemos acogernos en el caso de que surja algún problema con el artículo que hemos adquirido.

Si el defecto sale a la luz durante los primeros seis meses desde el momento de la compra, se considera un defecto de origen y el consumidor no deberá probar nada para lograr que se aplique la garantía. Sin embargo, si el problema aparece pasados esos seis meses, el fabricante o el vendedor pueden exigir al consumidor que demuestre, mediante alguna prueba, que el fallo existía desde el principio.

A continuación, en Zaimo te mostramos cuáles son tus derechos en materia de garantía para que sepas como actuar en caso de adquirir un artículo defectuoso.

Distintos periodos de garantía

Distintos periodos de garantíaLa ley establece un plazo general de 2 años de garantía desde el momento de la compra, pero, no obstante, existen periodos más específicos para ciertos productos o servicios concretos. Son los siguientes:

  • Viviendas construidas a partir del 6 de mayo de 2000: Si te has comprado una vivienda construida después del 6 de mayo de 2000, cuentas con una protección de un año en el caso de defectos de acabado, con tres años de garantía para defectos funcionales y con diez años en el supuesto de que se manifiesten defectos estructurales.
  • Reparaciones: Las reparaciones presentan un periodo de garantía de tres meses en el que, en caso de que el artículo se averíe de nuevo, el servicio técnico estará obligado a arreglarlo de nuevo de forma gratuita.
  • Productos de segunda mano: Si los vende una empresa o un profesional, los artículos de segunda mano van acompañados de un periodo de garantía de un año, que se vería reducido a la mitad (seis meses) en el caso de que la venta sea hecha por un particular.
  • Garantías específicas: Algunas marcas o fabricantes ofrecen una garantía comercial que mejora o amplía la garantía legal.

6 consejos para aplicar correctamente la garantía

  1. Cuando compres un artículo, lee bien los documentos de garantía y consérvalos por si pudieras necesitarlos más adelante.
  2. No tires la caja o el embalaje, ya que pueden pedírtelos cuando acepten tu producto para reparar.
  3. Conserva siempre el tique o justificante de compra. Son la prueba de que lo has adquirido tú y su fecha marca el inicio de la garantía.
  4. Si el artículo que has comprado es de segunda mano y su garantía legal está todavía vigente, pide al vendedor que te entregue el documento de garantía, la factura o tique.
  5. En el caso de que el establecimiento en el que lo hayas comprado haya cerrado, contacta con el fabricante, ya que tienes derecho a disponer del periodo de garantía establecido por la ley.
  6. El vendedor o fabricante está obligado a entregar al consumidor un documento que acredite la fecha de entrega y la retirada, cuando éste deposite un artículo para reparar. Este informe es importante porque prorroga el periodo de garantía tanto tiempo como el producto ha estado en reparación.