¿Cuáles son los mejores planes de pensiones en la actualidad?

Cuando se estrenó la década de los noventa, España contaba con un patrimonio equivalente a 1.000 millones de euros acumulado en planes de pensiones. Veinte años después, esa cifra se ha multiplicado de forma sorprendente, y según los datos del Observatorio Inverco, el patrimonio total invertido en planes de pensiones individuales en nuestro país alcanza los 64.145 millones de euros.

Sin embargo, no todos los españoles han contribuido a este incremento de la misma manera, pues según el informe el 63,1 % del capital se encuentra concentrado en cuatro comunidades autónomas: Madrid, Cataluña, Andalucía y Comunidad Valenciana.

En Zaimo vamos a estudiar las causas que han llevado a los españoles a confiar en este método de ahorro y buscaremos los mejores planes de pensiones que nos ofrece el mercado en la actualidad.

¿Qué es un plan de pensiones?

Un plan de pensiones es un instrumento de ahorro a largo plazo que tiene como objetivo principal complementar la pensión de jubilación que se recibirá por parte de la Seguridad Social. Por ello, cuando hablamos de un plan de pensiones, nos estamos refiriendo siempre a una asignación de carácter privado, que se contrata de forma voluntaria y que actúa como una alternativa de ahorro para hacer frente a la jubilación.

Los planes de pensiones son supervisados por la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, un organismo dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad. Este organismo se encarga de velar por el buen funcionamiento de las entidades que gestionan los planes de ahorro, quienes están obligadas a presentar, anualmente, sus cuentas y sus informes de auditoría.

Qué debes valorar a la hora de elegir un plan de pensiones

Lo primero que debes mirar a la hora de buscar un plan de pensiones es que compense el Índice de Precios al Consumo (IPC). Sin embargo, el hecho de que lo haga en el momento en el que lo vas a contratar no significa que lo siga rentando a largo plazo, por lo que debes leer cuidadosamente la letra pequeña de cada producto para asegurarte de que cumple con este punto. Y es que, según un informe del proveedor de análisis independiente para la inversión ‘Morningstar’, de los casi 600 planes de pensiones que se comercializan en España con más de 10 años de antigüedad, solo el 23 % consigue batir a la inflación.

Por otro lado, debes saber qué clase de plan te interesa más. En la actualidad, en España existen tres tipos de planes de pensiones:

  • Planes de pensiones individuales: Tienen un solo promotor y son promovidos por las entidades financieras. Son los más populares, ya que puede ser titular cualquier persona física que esté interesada.
  • Planes de Pensiones de Empleo: Los promueven las empresas para sus propios empleados. Las aportaciones al plan las pueden hacer ambos: partícipe y empresa o solo la empresa, pero nunca el partícipe solo.
  • Planes de empleo asociados: Son promovidos por asociaciones, colegios profesionales, sindicatos, u otras agrupaciones para sus miembros o asociados.

Lo más aconsejable es contratar el plan de pensiones en el mismo momento en el que se ingresa en el mundo laboral, siempre que la situación personal y la posibilidad de empezar ahorrar lo permitan. Cuanto antes lo contratemos, menor será el esfuerzo, ya que dispondremos de más años para ahorrar y de un mayor plazo para que nuestros ahorros renten.

Los mejores planes de pensiones

Según los datos recogidos por la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones (Inverco), la rentabilidad media anual de los planes de pensiones se situó en el 0,03 % en el último año, neutralizando los rendimientos negativos que presentan las bolsas de todo el mundo.

A largo plazo, los planes de renta variable han registrado las mejores cifras por rentabilidad pero, según indican en un informe del proveedor en ahorro e inversión VDOS, son los planes de pensiones mixtos los que siguen creciendo por aportaciones y presentan un riesgo menor.

No existe una clasificación que incluya los mejores planes de pensiones y que se adapte a todo el mundo: cada cliente debe buscar el producto que se adapte mejor a su situación y a sus necesidades.

A continuación mostramos con detalle a qué tipo de inversor se adaptan mejor los planes de pensiones con los que contamos en la actualidad.

  • Los mejores planes de pensionesRenta fija mixta: Suelen contar con una proporción de un 65-80 % de activos de renta fija y el resto de renta variable y su exposición fluctuante a unos u otros activos permite que esta categoría ofrezca un nivel de rendimientos bastante atractivo. Es ideal para los ahorradores más conservadores y para aquellas personas a las que les faltan menos de diez años para su jubilación. Para José María Luna, director de análisis de la firma de asesoramiento Profim, uno de los mejores de esta categoría es el Plusplan Mixto, de la aseguradora británica Aviva, que en los últimos cinco ejercicios ha obtenido una rentabilidad media anual del 4,22 %.
  • Renta variable mixta: Entre el 30 % y el 75 % de su cartera se encuentra en renta variable. Suelen recomendarse a quienes les quedan, al menos, entre 15 y 20 años para su jubilación. José María Luna destaca un producto dentro de esta categoría, el BK 50 Mixto Bolsa, que ha registrado una rentabilidad media anual del 5,8 % a lo largo de los últimos cinco ejercicios.
  • Planes garantizados: A pesar de ser unos de los productos estrella de los últimos años, todas las previsiones señalan que los planes de pensiones garantizados han agotado la mayor parte de su potencial y, en los próximos meses, apenas se revalorizarán. A pesar de todo, muchos ahorradores siguen prefiriendo el producto garantizado, por lo que algunas entidades como BBVA han sacado al mercado nuevos planes pensados en aquellas personas a las que les queda poco para jubilarse y quieren conseguir una garantía de capital: los planes BBVA Protección Futuro 5/10 y BBVA Protección Futuro 2/10. Ambos persiguen una rentabilidad adicional mediante la gestión activa del margen con el que cuentan a lo largo de toda la vida del producto.