Escapadas baratas para celebrar San Valentín en pareja

Este año, el día de San Valentín cae en domingo, de forma que nos regala todo un fin de semana para celebrarlo. Y no se nos ocurre mejor forma de hacerlo que escapándonos por unos días de la rutina y explorando rincones nuevos en pareja.

¿Te imaginas paseando de la mano por las calles de una ciudad por descubrir? ¿O abrazando a tu pareja frente al fuego en una acogedora casita en la montaña? Pues deja de imaginarlo y empieza a organizarlo porque el 14 de febrero cada vez está más cerca.

No es necesario dejarse una fortuna –de hecho, éste es uno de los meses más baratos para irse de vacaciones, basta con tener ganar de desconectar y buscar destinos que ofrezcan buenos precios en esta época del año.

En Zaimo te damos algunas ideas para viajar por poco dinero con tu pareja y convertir este San Valentín en una fecha para recordar.

6 destinos románticos para viajar en San Valentín

  1. 6 destinos románticos para viajar en San ValentínUn fin de semana de cuento en Olite. Visitar Olite es como adentrarse en un cuento de castillos y princesas. Su Palacio Real es la obra cumbre del rey Carlos III ‘el Noble’, que lo ideó como un regalo para su esposa, Doña Leonor de Trastámara. Hoy en día es completamente visitable y recorrer sus salones y galerías, subir a sus torres y disfrutar de sus jardines colgantes, patios y miradores, es una auténtica delicia. Junto a él se levanta la Iglesia de Santa María la Real, escenario de las Cortes del reino de Navarra, bautizos y bodas reales. Pero Olite no es solo Arte e Historia; también es gastronomía. Y es que esta pequeña localidad es todo un ejemplo de la buena cocina navarra, en la que destacan platos como el cordero al chilindrón, el ajoarriero con caracoles o los pimientos rellenos de bacalao, siempre maridados con un buen vino de la tierra.
  2. Granada: un paseo romántico por el Generalife. Nadie como Francisco Ayala, en ‘El jardín de las delicias’, ha sabido encerrar mejor en unas palabras el encanto de pasear en pareja por Granada y su Generalife: “Habíamos subido a la Alhambra y, olvidados, paseábamos por los jardines del Generalife, bordeando los arriates de arrayanes, junto a los macizos de flores, alrededor de las fuentes, bajo un cielo de azul perfecto, sin otro ruido que el continuo rumor del agua y algún gorjeo del pájaro que tal vez ha saltado de una rama a otra”. Antaño finca de recreo de los sultanes nazaríes, este rincón con vistas privilegiadas sigue siendo, hoy en día, uno de los imprescindibles de Granada y un escenario perfecto para disfrutar de una romántica tarde de San Valentín en pareja.
  3. Pedraza: sabor medieval a solo una hora de Madrid. Este precioso pueblecito segoviano, situado en las estribaciones de la Sierra de Madrid, ha sido escenario de numerosas series, películas y anuncios de televisión (entre ellos, el famoso spot del sorteo de la Lotería de Navidad del año 2013). Sus callejuelas empedradas, sus casas de piedra con escudos nobiliarios, su castillo, o la muralla que rodea toda la villa son solo algunos de los encantos que hacen que Pedraza sea única. Si buscas un San Valentín tranquilo y lleno de encanto, éste es tu sitio. Reserva tu fin de semana en uno de los pequeños hoteles del pueblo o en una casa rural en los alrededores, y disfruta con tu pareja de dos días alejados de la rutina y del ruido de la ciudad.
  4. Teruel: la ciudad de los amantes. Cada mes de febrero, Teruel rinde homenaje a una famosa relación que tuvo a esta ciudad como escenario. Hablamos de la leyenda de los jóvenes Diego de Marcilla e Isabel de Segura, más conocidos como ‘los amantes de Teruel’, cuyo amor imposible ha llegado a convertirse en todo un icono de amor eterno. Están enterrados juntos en la Iglesia de San Pedro, y en su monumento funerario aparecen de la mano, como reflejo del amor que sobrevive a la muerte. Después de visitar su mausoleo, nada mejor que disfrutar de las vistas de su Catedral y sus edificios mudéjares o degustar sus famosas migas turolenses en uno de los acogedores restaurantes de su casco antiguo.
  5. Córdoba: el encanto de perderse entre sus callejuelas. El casco antiguo de Córdoba está lleno de rincones en los que dejarse perder de la mano de la mejor compañía. Su antigua judería todavía conserva su trazado original, jalonado por estrechas callejuelas en las que nos sorprenden edificios como la primitiva sinagoga o enclaves históricos como la Plaza de Maimónides o la Plaza de Tiberíades. No olvidéis visitar la Mezquita y cruzar el puente romano para disfrutar de una de las mejores vistas de la ciudad. Y, para terminar el día, nada mejor que una cena romántica en uno de los restaurantes tradicionales de su Barrio Judío. Y es que no podréis iros sin probar su exquisito salmorejo cordobés, acompañado de un flamenquín de jamón serrano o de unos boquerones en vinagre, una tapa obligada en la gastronomía cordobesa.
  6. 6 destinos románticos para viajar en San ValentínCovadonga: una joya natural en plenos Picos de Europa. Si vuestro objetivo es olvidar el estrés de la ciudad y perderos en plena naturaleza, el Parque Nacional de los Picos de Europa es el destino perfecto para pasar este San Valentín. Podréis disfrutar del fin de semana practicando senderismo junto a los Lagos y el Santuario de Covadonga, con el rumor del agua y el canto de los pájaros como banda sonora de vuestra escapada. Para recargar pilas, tras una jornada de ejercicio, nada mejor que tumbarse junto al fuego en una cabaña o en una casa rural. Tenéis a vuestra disposición casas rurales y cabañas para dos en esta zona desde solo 20 euros por persona, de manera que no es necesario que os rasquéis demasiado el bolsillo para exprimir todas las posibilidades de este paraíso natural que está al alcance de cualquiera.