Las ciudades más caras y más baratas para vivir

El coste de la vida varía mucho de un país a otro y sucede lo mismo si establecemos la comparación entre ciudades. Si perteneces a una ciudad pequeña y, por motivos laborales, has tenido que mudarte a una ciudad como Madrid o Barcelona, probablemente sepas de primera mano de lo que estamos hablando.

Son muchas las variables a tener en cuenta a la hora de calcular el precio del día a día en una ciudad: coste de la vivienda, precio de la cesta de la compra, coste de los suministros, transportes, servicios, renta media…

En Zaimo vamos a mostrarte cuáles son las ciudades más caras y las más baratas de Europa para vivir. ¿Te vienes de viaje?

Las 3 ciudades más caras de Europa para vivir

  • Tromso, Noruega. Es una ciudad de 66.000 habitantes, localizada al norte de Noruega. Conforma un importante centro cultural y comercial, aunque la actividad más destacada de Tromso es la pesca. El precio medio de alquiler de un apartamento de una habitación en el centro de la ciudad asciende a 1.100 euros y el billete individual para un viaje en el transporte local cuesta alrededor de 5 euros.
  • Zurich, Suiza. Es la principal ciudad de Suiza, con una población de 404.783 habitantes. Conforma el motor financiero del país, y puede presumir de galardón a la ciudad con mayor calidad de vida en el mundo por dos ocasiones consecutivas. El precio medio de alquiler de un apartamento en el centro de Zurich es de 1.700 euros y los productos básicos son, de media, bastante más caros que en España: una docena de huevos cuesta alrededor de 6 euros; una barra de pan, 2,50 euros; y un kilo de arroz, 2,50 euros.
  • Ginebra, Suiza. Situada cerca de la frontera con Francia, a orillas del lago Lemán, esta ciudad suiza es una de las más caras de Europa para vivir. Su economía se sustenta en los servicios orientados y cuenta con un importante sector financiero, especializado en banca privada. La vida en Ginebra es cara, pero los salarios no se quedan atrás: el sueldo medio mensual de un trabajador es de 6.000 euros.

Las 3 ciudades más baratas de Europa para vivir

  • Las 3 ciudades más baratas de Europa para vivirBucarest, Rumanía. La capital rumana cuenta con 1.677.985 habitantes y destaca como la ciudad europea más barata para vivir, gracias a sus económicos precios de vivienda, alimentación y transporte. Por lo general el alquiler se sitúa entre los 300 y los 400 euros, el metro es baratísimo (un bono de 10 viajes cuesta 2 euros) y el precio de medio litro de cerveza en un bar suele rondar el euro. Parece impensable encontrar estos precios en una capital de país europeo, pero en Bucarest es una realidad.
  • Chisinau, Moldavia. Cuenta con una población de más de 770.000 habitantes y se trata del principal centro comercial e industrial de Moldavia, además de una de las ciudades más baratas de Europa.
  • Nis, Serbia. Se perfila como la tercera ciudad más grande de Serbia, tiene una población de 192.208 habitantes y unos precios que animan a trasladarse a vivir allí- El precio medio del alquiler de un apartamento en el centro de la ciudad es de 176 euros mientras que, si nos desplazamos a las afueras, el alquiler de un piso de estas características se sitúa en torno a los 70 euros.