Peajes: alternativas para ahorrar cuando viajas

Tienes planeado desplazarte en coche estas vacaciones y te gustaría ahorrar lo máximo posible en el desplazamiento, y así disponer de más dinero para poder gastar en tus planes y en los de tu familia. En ese caso, debes tener muy presente el mapa de las carreteras de peaje españolas, sus tarifas y las alternativas que se presentan a esta opción de pago, puesto que es muy probable que te encuentres con alguna de ellas en tu camino.

El tipo de trayecto, la fecha y la hora en la que conduzcamos influyen sobre el precio del peaje, de tal manera que encontramos diferencias significativas entre unas tarifas y otras. Casi la mitad de las autopistas españolas encarecen sus precios en los horarios de mayor afluencia de tráfico y los reducen en la madrugada.

Además, la temporada del año en la que nos encontremos también tiene mucho que ver a la hora de establecer los precios. Por ejemplo, conducir por la autopista que enlaza Alicante con Cartagena cuesta un 78 por ciento más en Semana Santa, o de junio a septiembre que el resto del año. El mismo fenómeno lo observamos en la autopista de Málaga a Estepona, en la que el recargo por temporada alta supera el 62% de la tarifa normal.

No obstante, existen alternativas para gastar menos, como utilizar la tarjeta ‘Vía-T’, pagar con determinadas tarjetas de crédito que incluyen descuentos y precios especiales, o sopesar la opción de tomar una nacional en aquellos viajes en los que no tengas prisa y el recorrido no varíe demasiado.

Consejos para ahorrar en tus desplazamientos en carretera

En Zaimo te damos algunos consejos para ahorrar cuando te desplaces con tu coche estas vacaciones:

  1. Peajes: alternativas para ahorrar cuando viajasUna de las pocas formas de abaratar el coste del tránsito por las autopistas de peaje españolas son las tarjetas. La tarjeta ‘Vía-T’, que se comercializa en buena parte de los bancos y cajas de ahorro de nuestro país, permite abonar el peaje sin necesidad de detener tu vehículo y trae consigo, además, varias ventajas. Se trata de un sistema válido en la totalidad de la red de autopistas españolas de la península y, por lo general, puede ser utilizado por cualquier vehículo. Además, con ella podrás disfrutar de descuentos de hasta el 50% del importe del trayecto, en función de la ruta y del número de viajes que realices. Sin duda, ésta es la opción más cómoda para quienes se desplazan de forma habitual por autovía, por cuestiones de trabajo o de cualquier otro tema, pero no merece la pena para quienes solo conduzcan por autovía de manera esporádica, para desplazarse hasta su destino de vacaciones o, simplemente, para hacer turismo.
  2. Las ‘Vía-T’ no son las únicas tarjetas que introducen bonificaciones en los precios de las autopistas españolas. Algunas entidades financieras han lanzado una promoción que incluye descuentos en las tarifas de las principales autopistas, al pagar con sus tarjetas de crédito. La rebaja varía entre un 30 y un 50%, dependiendo del número de desplazamientos que se realicen en ese mismo mes y siempre que se paguen con la misma tarjeta de crédito. Es posible que tu tarjeta bancaria cuente con estos beneficios y aún no estés enterado, así que no dudes en ir a tu banco e informarte sobre todas las posibilidades que puede ofrecerte.
  3. Calcula cuál es la ruta más económica, ayudándote de aplicaciones y páginas web como Vía Michelín, que te permite trazar el trayecto más corto, el más rápido, el más económico, etc. en función de una serie de parámetros. Y es que la opción más barata no siempre pasa por evitar las autopistas de peaje. Debemos tener en cuenta, también, el consumo de combustible, tanto si pensamos en ir por autopista como si nos planteamos conducir por nacional. La autopista implica un consumo menor de combustible que una carretera secundaria y, por lo general, un trazado mucho más directo. Si la diferencia entre el precio del peaje y el gasto en gasolina o gasoil es positivo, te saldrá más económico llegar a tu destino conduciendo por la carretera nacional mientras que, en el caso contrario, merecerá la pena pagar el peaje y circular por la autopista.

El precio de los peajes en España

Peajes: alternativas para ahorrar cuando viajasLa tarifa que se abona por conducir por autopistas de peaje en nuestro país varía mucho según el trayecto, la época del año y la hora en la que la utilicemos. Según un informe realizado por Automovilistas Europeos Asociados (AEA), podemos encontrar variaciones de hasta un 3.300% entre unas y otras, nada más y nada menos.

Lo ilustran con un ejemplo: Los conductores que atraviesen el Túnel de Soller, en Mallorca, con solo 3 kilómetros de distancia, deberán pagar 1,67 euros por cada kilómetro recorrido. En el polo opuesto encontraríamos a los automovilistas que se desplacen de Puxeiros a Baiona, en Pontevedra; recorrerán 28 kilómetros y solo tendrán que pagar 0’05 euros por cada kilómetro de viaje. De este modo, los gallegos pagarán 33 veces menos que los vecinos de Mallorca.

Al Túnel de Soller le siguen, entre los peajes más caros de España, el Túnel de Cadí, en el Prepirineo catalán, con una tasa de 0,39 euros el kilómetro; el Túnel de Vallvidriera, entre Barcelona y la comarca del Vallés Occidental, donde se debe pagar 0,25 por kilómetro recorrido; la autopista de San Cugat a Manresa, y su tarifa de 0,24 céntimos por kilómetro; y la M-12, que comunica el aeropuerto Barajas-Adolfo Suárez con la capital, con una cuantía de 0,21 euros por kilómetro.

Por su parte, a la autopista de Puxeiros a Baiona le siguen, en el ranking de las autopistas más baratas de España, la autopista de Larraskiyu a Santurtzi, con un precio de 0,06 euros por kilómetro; las autopistas de A Coruña a Carballo, y de Sevilla a Cádiz, ambas con una tasa de 0,07 euros; y las autopistas de Ferrol a Tui, de Barcelona a La Jonquera, de Alicante a Cartagena, y de Mongat-Palafolls, todas ellas con una tarifa de 0,09 euros por kilómetro.